Deltanos aseguran mantener la espiritualidad para no desfallecer en la crisis

En medio de la coyuntura generalizada, las personas en Tucupita aseguran seguir acudiendo a la espiritualidad, independientemente de sus creencias, religión y costumbre. Los consultados afirmaron que es una iniciativa que los ayuda a no desfallecer.

Aun cuando los templos y lugares religiosos fueron cerrados por las autoridades nacionales por el coronavirus, no ha sido motivo para que los deltanos pierdan la fe y se mantengan orando desde sus hogares, según su religión o creencia.

Un ciudadano abordado en Tucupita afirmó que mantiene la fe y la esperanza en Dios, “porque su misericordia es grande y no se puede perder de la noche a la mañana”.

Revela que todos los días él y su familia le dan gracias a Dios porque, a pesar de las circunstancias, siguen sobreviviendo.

“Dios es muy grande y misericordioso eso no se puede olvidar nunca”, añadió.

Otro señor manifestó que continúa manteniendo la fe en Dios, porque es quien les sigue dando salud y ayuda para salir adelante en medio de la crisis.

El deltano instó a la colectividad a creer rotundamente en Dios, porque es quien ofrece la fuerza para seguir adelante. Dijo que, “el que no cree en Dios, no cree en nada”.

“Él es el que nos tiene vivo a nosotros, nos da la fe y la ayuda en todas las dificultades que tenemos en estos momentos”, afirmó.

Compartir contenido