Ilustración de Tanetanae.com.

Desde tener que pagar pasaje en taxis o perreras, hasta pasar varias horas en las paradas de su sector; es por lo que deben atravesar algunos deltanos para arribar al centro de Tucupita.

Esta cotidianidad la viven a diario las personas que habitan en las zonas norte y sur de la capital deltana, ya que los altos  precios  de los repuestos han causado  una merma en la flota vehicular en el transporte público.

Varios pasajeros que habitan en el sector Paloma, localidad ubicada en la carretera nacional de Tucupita, relataron que tienen que levantarse sobre las 5 de la mañana, todos los días, para así intentar tomar el transporte  que cubre la ruta más temprano.

Quienes no toman el primer  autobús de la mañana, están condenados a permanecer durante  varias horas.

“Si te levantas temprano llegas al centro a buena hora, pero si sales tarde, vas a llagar a eso de las 10 u 11 de la mañana al centro”, declaró un usuario.

Alternativas para arribar al centro de la localidad

Las “perreras”: es una de las alternativas que tienen los usuarios para llegar al centro y retornar. Lograr ocupar un puesto en uno de estos  autos, implica el desembolso de  500 Bs.

“Cuando no hay más nada tengo que montarme en un camión”, dijo un señor que informó ser de la comunidad San Rafael.

Los taxis: limitado, apenas pueden ir cuatro personas. Este servicio supera los 5 mil Bs hacia las zonas lejanas al centro de Tucupita.

“A veces he tenido que invitar a otras personas para juntos pagar un taxi”, admitió una mujer con un bebé en brazos.

Loading...
Compartir