Julio Ordaz, es un docente de 42 años de edad, quien ha tenido que buscar otra manera de enfrentar la coyuntura venezolana. El trabajo no se corresponde con lo que desearía, pero asegura que tampoco se dejará doblegar.

Loading...
Compartir