Una parte de la avenida Orinoco de Tucupita. Imagen ilustrativa / Tanetanae.com.

Por la falta de combustible y la suspensión del transporte, los deltanos solo tienen la opción de caminar, al menos es la realidad de la mayoría; unos pocos toman la alternativa de las bicicletas.

Algunos deltanos afirmaron que tienen que movilizarse a pies desde sus sectores hasta el centro de Tucupita, para comprar alimentos o medicinas.

Una señora admitió que, aunque sus hijos tienen autos, no han podido salir en ellos por falta de combustible.

“Si ellos tuvieran gasolina yo no tendría que andar caminando”, aseguró una adulta mayor, que vive en el sector Hacienda del Medio.

Escucha a las personas abordadas.

Loading...
Compartir