Deltanos sobreviven a la crisis de salud con guarapos de la abuela

La desesperación por tratar de conseguir medicinas en plena crisis de Venezuela, ha llevado a muchos deltanos a retomar los remedios caseros o naturales como en tiempos ancestrales.

“Por el centro no se encuentra nada, ni para la gripe, mejor es un té de jengibre con limón, yo puedo conseguir jengibre”, dijo una madre abordada en Tucupita.

Por otra parte, José Rodríguez, residente del municipio Pedernales, informó que algunos pacientes de esa población estarían optando por quedarse en sus casas, para tratar de curarse con “agua de monte”, por la falta de fármacos en el Centro de Diagnostico Integral de esa localidad.

“Aquí no tenemos medicinas, ni ambulancias y las autoridades no han dado la cara, los familiares de los enfermos prefieren llevarlos para sus casas y atenderlos con agua de monte, así como ellos lo conocen, pero lamentablemente a veces no da buenos resultados”, dijo el señor Rodríguez.

Por la escasez de medicinas en la mayoría de las farmacias de Tucupita, capital de Delta Amacuro, estos se han dedicado a la venta de productos de limpieza, dejando a la población con menos acceso a los fármacos.

Compartir contenido