Foto: archivo web.

El número de niños que deambulan por las calles del municipio Tucupita ha  incrementado notoriamente en estos últimos años.

La mayoría de los infantes suelen tener padres, pero al no contar con suficientes recursos económicos los abandonan en la ciudad, donde están más expuestos a las actividades delictivas.

Algunos vecinos de la capital deltana aseguraron en un abordaje que es muy complicado criar a un bebé en estos tiempos de crisis, porque correría con la mala suerte de no contar con los insumos necesarios para crecer sanamente, y más aún, tener que recurrir a pedir a otras personas.

Una madre consultada afirmó que con un salario mínimo es imposible mantener a una familia, debido a que el valor económico de los alimentos para bebes están muy caros, añadió lo que implica a la hora de  atenderlo en caso de alguna enfermedad.

“Primero los jóvenes tendrían que tener una buena planificación, en este caso considero que con un trabajo que tengan no se puede mantener a una familia, porque he visto a muchos niños que están en las calles y eso viene generando demasiados problemas”, dijo una usuaria que aseguró no tener hijos.

Otro señor  sugirió a los padres  de familia a ser más responsables a la hora de traer un hijo y no abandonarlos en las calles sin ningún recurso.

Recordemos que el pasado 10 de enero de este año, Gustavo Delgado, educador del IRFA Delta Amacuro, manifestó a tanetanae.com que una de las consecuencias en la que se ven más sumergidos los niños que no tienen una vida estable, es a la delincuencia.

“Una mamá y un papá que no tengan la mayoría de edad y no cuentan con alguna formación académica, son parte de un potencial caso, en el que su hijo tenga un futuro fuera de la convivencia habitual de un ciudadano común”. Dijo Delgado.

Loading...