Joven almuerza mango en un barrio del centro de Tucupita. Archivo de Tanetanae.com.

“Para completar” en el contexto de comer, es la frase que hace referencia a que previamente no se ha quedado satisfecho con la ración de comida, en Venezuela.

Algunas familias deltanas que viven en la localidad de Paloma, al sur de Tucupita,  ahora acuden a Isla de Guara por mangos. Así lograrán completar sus limitadas raciones de alimentos en sus casas, mientras le salen al paso al confinamiento social.

Varios miembros de estas familias aseguran que, para poder quedar satisfechos, van a la Isla de Guara en canoas durante algunas tardes, en busca de mangos. Ellos se los comen así no estén “amarillos”.

Uno de los deltanos, dueño de una canoa, aseguró que son varias las  familias que le quitan prestado la pequeña embarcación para ir en busca de mangos.

“No importa que no encontremos mango amarillo, pero que estén pintones (a mitad de la maduración) también  sirve”, dijeron dos jóvenes que arribaron a Isla de Guara y que fueron consultados por Tanetanae.com.

“Fuimos a buscar mango a Isla de Guara y trajimos un saco cada uno”, dijo, por otra parte, una deltana que también fue en busca de mango para estirar su despensa para el confinamiento social.

Loading...
Compartir