Imagen de referencia / Foto: archivo.

Una consulta directa y un seguimiento  indirecto, apunta a que la mentalidad del joven deltano, que busca huir de la crisis, ya no tiene como destino principal  la isla de Trinidad y Tobago. Las advertencias de “sufrimiento” les han hecho cambiar de opinión, aunque mantienen en mente al vecino país. El abordaje fue realizado por Tanetanae.com durante los primeros diez días del mes de julio.

Las malas experiencias vividas por los últimos deltanos que viajaron rápidamente con la intención de ser censados por el gobierno del archipiélago, dan cuenta de presuntos ataques xenófobos, esclavitud y el estigma contra las mujeres venezolanas de señalar a todas como prostitutas.

Apenas cuando recrudecía la migración de venezolanos a Trinidad y Tobago, las experiencias laborales eran totalmente diferentes. Los consultados aseguraban tener dinero para comprar autos y casas en la empobrecida economía de Venezuela, no obstante, conforme se fue copando el mercado laboral para el migrante, las condiciones de trabajo fueron decayendo.

La masiva migración de deltanos hacia la isla había llegado a tales niveles, que los mismos tucupitenses afirmaban caminar por las calles y lograr ver a “algún conocido”. En Delta Amacuro se llamó a este fenómeno como “el sueño trinitario”. Todos querían ir a Trinidad y Tobago como sea. De hecho, tras el impedimento de viajes legales de Venezuela a la vecina nación, las ofertas de zarpes ilegales siguieron mostrándose a través de las redes sociales.

De acuerdo con las personas que fueron abordadas en el seguimiento, en su mayoría jóvenes, estos admitieron haber pensado  en alguna oportunidad  haber querido viajar a Trinidad y Tobago, no obstante, constataron lo que se publicaba en Tanetanae.com con sus amigos en la isla, y ahora han desistido. Pero sus ahorros en dólares siguen en pie para huir a países como Colombia, Perú o Chile.

Más recientemente una deltana que apenas había arribado de ilegal a Trinidad y Tobago, relató una “espantosa” (dijo)  experiencia y llegó a decir: “ya no vengan, esto es horrible, van a sufrir”.

Loading...
Compartir