GNB | imagen de archivo web.

Endy Bermúdez, vecino de Tucupita denunció que los cuerpos de seguridad que resguardan las colas en las panaderías y abastos  de la capital deltana no le ceden el paso a la población de la diversidad funcional  pese a que le muestran el carnet de discapacidad.

El joven Bermúdez, que reside en la comunidad de San Juan II de Tucupita, aseguró que por la mala atención de los guardias nacionales,  los discapacitados tienen que atravesar largas colas para poder comprar pan u otros productos. En ocasiones no pueden adquirir nada.

“Aunque las personas con discapacidad muestran su carnet, los guardias nacionales no los quieren dejar pasar a comprar pan,  ni a ningún abasto, por eso le hago un llamado a los jefes de los guardias para que le pongan un poquito más de corazón a esto”, aclaró Endy Bermúdez el pasado sábado 10 de febrero.

Por estas irregularidades hacia la población de la diversidad funcional, el afectado espera que las autoridades gubernamentales puedan solucionar  el problema que deja sin comer a muchos discapacitados.

Loading...
Compartir