Caserío indígena de Delta Amacuro | Foto: Radio Fe y Alegría.

Cinco jóvenes waraos habrían sido compradas en dólares por trinitarios. Se trataría de una organización de trata de personas que opera en el municipio Antonio Díaz del estado Delta Amacuro, así lo denunció un reconocido activista indígena que vive en la selva deltaica y que prefirió no ser identificado por temor a ser amenazado por las mismas presuntas organizaciones irregulares de Trinidad y Tobago.

Aun cuando las comunidades afectadas no han sido mencionadas específicamente, ha trascendido que ocurre entre los sectores Araguabisi y Siawani.

Fuentes que siguen de cerca lo que consideran una probable actuación de una red de prostitución internacional, revelaron que la compra de féminas ocurre con el Dólar de por medio, moneda usada para el otorgamiento de “permiso” por parte de los padres waraos.

Sobre las razones del traslado, los extranjeros estarían esgrimiendo motivos laborales como servicios domésticos.

La actitud de los trinitarios prendió la alarma

Las primeras preocupaciones habrían surgido cuando los padres de las indígenas intentaron informarse sobre el paradero de sus hijas sin obtener respuestas de los trinitarios, quienes además habrían asumido una actitud ofensiva al ignorar a los padres.

 “Algo raro pasa”

Un acto suspicaz informado por personas que conocen el hecho, es la sospechosa y repetida desaparición de los extranjeros horas antes del arribo de funcionarios militares al Bajo Delta, lo que les hace presumir que existe complicidad de algunos funcionarios que les informa de la movilización militar.

Loading...
Compartir