Foto: Minerva Vitti.

“El hospital de Nabasanuka no tiene ni una jeringa”, la afirmación muestra la grave crisis los ambulatorios de salud en los caños, la zona selvática de Delta  Amacuro. Según el Cacique Enrique Moraleda, los insumos médicos no han llegado al centro dispensador  de nombre Dr. Luis Beltrán Gómez Zabaleta desde hace varios meses.

Tampoco saben de las andanzas del médico residente que al parecer se ausentó sin dar explicaciones, y nadie sabe si se fue de manera definitiva o de vacación.

Solo los auxiliares de enfermería intentan curar a su manera, cuando cae la noche, deben usar velas para poder atender a un paciente, esto ocurre porque depende de la planta eléctrica de la comunidad, y no hay gasoil para ponerla en funcionamiento.

Según Moraleda, se han registrado varios decesos relacionados con la falta de ambulancia y medicamento. El último caso ocurrió el pasado 13 octubre, cuando familiares de Nicolás Rattia (45) decidieron retirarse del mencionado centro de salud porque no había una ambulancia para su traslado hasta Tucupita.

Nicolás Rattia, no sobrevivió y su cuerpo fue velado en su natal Bamutanoko, parroquia Manuel Renaud, municipio Antonio Díaz.

Loading...
Compartir