UTD Francisco Tamayo | Foto: archivo.

Al menos ocho compresores de aires acondicionados habrían desaparecido de la Universidad Territorial Deltaica “Francisco Tamayo” de Tucupita, informaron algunos estudiantes y profesores de esa casa de estudios.

Sobre lo que hasta ahora es calificado como una “desaparición”, ninguna autoridad ha confirmado ni desmentido tales afirmaciones.

La denuncia estaría siendo gestionada formalmente ante los organismos de seguridad por parte de los representantes rectorales.

Como se podrá recordar, en esta universidad se han registrado múltiples “desapariciones” y hurtos que nunca han sido aclarados por la directiva de manera pública. Fuentes cercanas a la cúpula de seguridad y a los altos funcionarios universitarios, han advertido sobre seguimientos anormales que apuntan a presuntos vínculos, sin embargo, el mismo hermetismo oficial ha dado pies a este tipo de aseveraciones.

La típica frase “no estoy autorizado para declarar” ha sido el justificativo ilegal en la que los rectores se han acobijado para no ofrecer información pública pese a que algunos artículos de la Constitución de la República Bolivariana contempla que cualquier funcionario público está autorizado para hacerlo.

“Los artículos 51, 132, 141 y 143 de la Constitución de la república Bolivariana de Venezuela, son el pilar fundamental para la defensa del derecho de acceso a la información pública.  En el artículo 143 se expresa claramente que los ciudadanos tienen derecho a ser informados oportuna y verazmente por la administración pública sobre el estado de sus actuaciones. Todas estas normativas legales, indican la responsabilidad que tienen los funcionarios públicos de rendir cuentas sobre sus acciones y la obligación de dar respuesta a las solicitudes de los ciudadanos sobre información vinculada con la gestión y que de una u otra manera genere impacto en su calidad de vida”, publica en su página web la organización Transparencia Venezuela.

Loading...
Compartir