La UTD Francisco Tamayo de Tucupita inició su existencia legal en el 2014, anteriormente había sido IUT Dr. Delfín Mendoza, y solo bastaron 4 años para entrar en una crisis sin precedente inmerso en la politización instalada en medio de pugnas internas del Psuv, y la debacle generalizada.

Al hacer historia, se puede hallar registros sobre la creación del Instituto Universitario de Tecnología Dr. Delfín Mendoza el 11 de enero de 1989, a través del decreto Nº 31.140, así permaneció hasta el año 2014.

Más recientemente – 2009 -, la aparición de la Misión Alma Mater creado con el objeto de impulsar la transformación universitaria en los ámbitos políticos, académicos, enfoques, y nuevos ejes de concepción universitaria, hizo posible la elevación a la categoría de universidad a la otrora IUT Dr. Delfín Mendoza.

Un año antes – 2008 -, el ejecutivo nacional había creado los Programas Nacionales de Formación (PNF), ocurrido el 13 de mayo de 2008, mediante resolución Nº 2.963.

Es la Misión Alma Mater, y las transformaciones universitarias, las que generaron la conversión de IUT Dr. Delfín Mendoza a UTD Francisco Tamayo de Tucupita, oficializado el 24 de noviembre de 2014, bajo resolución Nº 40.547.

Pero, ¿realmente ha cumplido con los objetivos o va camino a cumplirlas?, es la interrogante que tras cuatro años, no ha sido respondido.

Por lo contrario, la corrupción en todos los niveles, baja calidad en la selección de profesores, hurtos, inseguridad, y pugnas con claros interés políticos, personales y comerciales ha privado sobre los valores que debe perseguir una casa universitaria.

Informes periodísticos y seguimiento de los hechos están archivados al alcance de cualquier usuario que indague sobre la UTD Francisco Tamayo de Tucupita, y las ventajas que da escudriñar varios archivos digitales, permite al común de las personas investigar y hacerse una idea cercana a una posible realidad denigrante de una universidad cada vez más despoblada.

Loading...