Pedernales/archivo web.

Por Abner Ramos.

En días pasados, el representante de Derechos Humanos, Ramón Ramírez, informó de supuestas muertes de infantes  por intoxicación debido al consumo de agua salada que se filtran a los caños del municipio Pedernales, Delta Amacuro.

Esta denuncia fue desmentida por una de  las representantes regional de salud, médico, Yajaira Segovia, quien aclaró que desde el ente al cual pertenece, no se han registrado decesos de niños por intoxicación ni deshidratación en el mencionado ayuntamiento.

Segovia, invitó a los habitantes con síntomas de intoxicación accidental, recurrir a los centros de salud para evitar complicaciones por el consumo de dicha agua.

Pedernales, por estar geográficamente ubicada en la barra del Océano Atlántico, mantiene todo el año un agua salobre, por lo que se tuvo que invertir en una planta desalinizadora; hasta ahora,  el acueducto está paralizado por la falta de recursos, refirió Rafael Pacheco, presidente de Hidrodelta tras ser consultado por la situación planteada.

 

 

Loading...
Compartir