Una parte de la UTD / Tanetanae.com.

La desolación en los pasillos de la Universidad Territorial Deltaica (UTD) “Francisco Tamayo”, ha recrudecido en los  últimos días, lamentan los cursantes que aún estiman  poder seguir en esta institución.

La masiva deserción de estudiantes y docentes se mantiene, sin que oficialmente se tenga un reporte acerca de cuántas personas abandonaron la casa de estudios.

Los mismos universitarios afirman que su instituto “se está vaciando”. La deserción cobró fuerza durante el periodo académico del año 2019, cuando una gran cantidad de estudiantes renunciaron a asistir en los turnos de la tarde y la noche, porque temen incrementar sus “sufrimientos” ante la falta de transporte y la creciente inseguridad.

“Nos roban y nadie se da cuenta”,  reveló un estudiante de Agroalimentaria.

Los docentes universitarios habían estado advirtiendo que el pago por sus labores de impartir nuevos conocimientos, no cubría sus expectativas mínimas en medio de una inflación.

“Este sueldo no alcanza para que uno pueda comer bien, vestir y de pronto ahorrar para adquirir otras cosas. Quienes aún estamos, es porque no queremos echar por tierra nuestro estado ni nuestro país, ya esto es amor al arte”, dijo un profesor de la UTD.

Se desconoce cuántos docentes universitarios hayan abandonado el país aun estando activos en Delta Amacuro. Solo en enero de 2018 se conocieron al menos seis casos en los que los profesores viajaron a Chile o Perú, sin previo aviso.

La deserción escolar y universitaria ha sido un tema muy evidente. Basta con visitar todas las instituciones académicas para así constatarlo. Los estudiantes argumentan abandonar los salones para dedicarse a trabajar, mientras los profesionales de la docencia, migran en busca de nuevos horizontes que les permita mejores condiciones de vida.

Loading...
Compartir