Ciento de familias residenciadas en los sectores de San Rafael, están sometidas a una tortura inhumana, ya que no reciben agua desde hace 10 días, debido a que el pasado 5 de julio se volvió a dañar la bomba.

Comunidades de La Floresta, Raúl Leoni, La Victoria y Ezequiel Zamora, denunciaron la poca información de los entes gubernamentales como Hidrodelta y gobernación, los cuales no dan señales de estar solucionando nada.

Quienes tienen un poco más de recursos, apelan a tratar de llenar tanques, bidones y botellones, las personas cargan agua y caminan largos trayectos para llevarla a sus casas. No les queda otra opción que violentar las medidas de confinamiento.

“Tengo más de dos semanas sin agua en la casa. He tenido que optar por comprar el agua pero el costo del botellón es de 40 mil bolívares, pareciera que no es mucho pero cuando se compran más de 10 botellones diarios, se convierte en una renta”, dijo Luisa Medina de La Floresta.

Loading...