A Diomara Romero el sobrenombre de “El Tanque” le vino bien. Al frente de 3.670 cocineras en el CNAE, no hubo nada que la detuviera. Como tampoco nada la detendrá en su carrera a la AN.

No se lo puso cualquiera, así la rebautizó Ernesto Luna, quien lleva la tira de capitán del equipo de candidatos del GPP en Monagas. Fue un lujo para ella, que una figura de la Revolución la definiera como una fuerza de la naturaleza imposible de doblegar.

Así como fue un motivo de satisfacción, que alguien como Yelitza Santaella, cuatro veces gobernadora en dos estados, de orígenes similares a los de Diomara, provenientes de comunidades situadas en las troncales campesinas del municipio Tucupita, donde trabajar fuerte es la Ley, la escogiera.

Yelitza se vio en ese espejo y la de Coporito no la defraudó, ambas son tanques representando la artillería pesada en un estado determinante en la política nacional desde la lejana independencia, que ha debido rendirse ante la pisada fuerte de las deltanas en reconocimiento a sus atributos.

1.- ¿Desde cuándo resides en Monagas y cómo fueron tus comienzos en política en el estado oriental?

DR: Tengo más de 12 años en Maturín, primero muy esporádicamente, venia todos los fines de semana hasta que adquirí un bien aquí porque una de mis hijas estudio en Maturín; luego me vine e inicio mi trabajo político en las comunidades, trabajando con el pueblo como siempre lo he hecho porque forme parte del consejo comunal en la vocería de educación, como buena maestra que fui y que consideró que todavía lo soy.

Debo decir que fui maestra de educación preescolar, primaria, orientadora en los liceos y a nivel universitario; aquí en Monagas, me inicie en la carrera política en la vocería de educación del consejo comunal La Puente, luego fui designada madrina política de la parroquia Boquerón, allí estuve por 2 años manejando la parte política en el equipo de esa parroquia, luego forme parte de la estructura de la vicepresidencia de mujeres de Maturín, desde hace un año asumí la responsabilidad de ser la organizadora del municipio Maturín. Y ahora pues como candidata por el circuito 1 de Monagas, que comprende los municipios Uracoa, Sotillo, Libertador y Maturín.

2.- ¿Hubo diferencias entre la forma de hacer política en Monagas y la manera de ejercerla en el Delta?

DR: Realmente te puedo decir que los estatutos del Partido Socialista Unido de Venezuela, y las orientaciones políticas son las mismas para toda Venezuela, solo que cada gobierno, cada gerente, cada equipo lo desarrolla en función de su territorio. Entonces el detalle esta en como cada gobernante lo asume y lo ejecuta.

Trabajar en Monagas para mí ha sido una experiencia maravillosa porque es un pueblo muy cálido y hermoso. Delta Amacuro, me vio nacer, me vio desarrollarme como profesional, trabaje muchísimo por 27 años en el Delta y me traje los mejores recuerdos porque es mi pueblo natal. Desde Tucupita, Coporito, pero Monagas me acogió porque es una gente muy cálida, son personas con mucho bagaje político.

3.- ¿Te costó mucho abrirte paso en la política monaguense?

DR: Realmente no me costó, claro había sus debilidades, sus situaciones como en todo los lugares ya que son muchas las diferencias, pero pude adaptarme a cada una de las instancias siempre con el respeto hacia las personas; yo pienso que eso fue lo que me ayudo a calar en la política de Monagas porque siempre lo hice bajo las orientaciones de nuestra gobernadora, siempre bajo un clima de respeto, tolerancia, conciencia y eso es importante, es importante cuando nosotros reconocemos y sobre todo el reconocimiento al otro porque es lo que nos hace trabajar con todos, y la humildad, siempre me he caracterizado por ser así y eso ayuda mucho.

Cuando yo llegué aquí solo dije que venía a trabajar y es lo que he venido haciendo desde hace 8 años en el programa de alimentación escolar, una experiencia maravillosa que he tenido porque vengo a consolidar muchos de mis proyectos en el Delta Amacuro en el sector educativo; soy maestra con 32 años de servicio, años que me han servido para posicionarme aquí y empoderarme a través de todos los conocimientos y experiencia.

4.- ¿Es cierto que te llaman El Tanque? ¿Por qué?

DR: Bueno si, me llaman El Tanque, reconociendo que el tanque es un carro de combate preparado para la guerra. El jefe de organización de Monagas, nuestro camarada Ernesto Luna, fue quien me colocó ese apodo, porque no me conocen como una mujer floja, no me conocen como una mujer achantá. Desde el mismo momento en que llegué estoy preparada para el combate, venga de donde venga y donde tengamos que hacerle frente a las injusticias, al trabajo, nosotros lo hacemos.

Al principio llegué a pensar que era porque soy un poco rellenita (gordita), pero después el me aclaró, me dijo “no profe es porque usted es una mujer de combate”. Desde que iniciamos la pandemia nosotros hemos trabajado duro, y solo Dios sabe que él me ha acompañado y cubierto con su manto y su sangre sagrada para que no me contagie, todavía no he sido contagiada con el Covid-19 y eso que no me he quedado en casa, he salido a la calle con las madres procesadoras del estado a combatir, a luchar y a apoyar al sector salud en pro de cuidar a nuestros enfermos contagiados, de la mano de nuestra gobernadora que es una mujer de la que hemos aprendido, con el ejemplo de ella nosotros debemos ser muchos tanquecitos, porque es una mujer que no descansa, que no está tranquila, cuando menos tú lo esperas te tiene una tarea para ejecutar y como yo nunca he sido floja salgo adelante, siempre me he caracterizado por ocupar funciones de relevancia como también otras funciones donde hay que trabajar mucho y siempre lo he hecho con mucho cariño.

Aquí en Monagas me dicen El Tanque, porque estoy preparada para la guerra, para luchar, para lograr grandes victorias, me gusta trabajar mucho en equipo y pedir opinión, tomo mucho en cuenta las opiniones del pueblo porque a veces tenemos problemas y creemos que no tienen solución y cuando tú lo consultas al pueblo, a esas personas, ellos te dan la solución. Cada día me fortalezco mas.

5.- ¿Qué proyectos te gustaría impulsar desde la Asamblea Nacional, que beneficien a Monagas y al Delta?

DR: El buen hijo nunca olvida a su mama, y mi tierra natal Delta Amacuro es mi recuerdo y donde está sembrada mi familia, mi mamá, papá, hermanos que hoy son difuntos. No puedo dejar de pensar en beneficios para el Delta, pero hoy viviendo aquí en Monagas, son dos estados vecinos, un estado donde nuestra gobernadora Yelitza Santaella estuvo por muchos años siendo la gobernadora de allá en dos ocasiones, y ahora es aquí en Monagas por segunda vez.

Dentro de mis propuestas, mis proyectos, aun cuando nosotros aquí no tenemos proyectos individuales, el revolucionario no tiene proyectos individuales, tiene proyectos colectivos y el primero es rescatar la Asamblea Nacional como un espacio para ponerlo al servicio del pueblo y la vamos a rescatar no por Diomara o por el nombre de otro candidato si no por la patria, por nuestra Venezuela, que tanta falta le hace que tomemos ese espacio y así nuestro presidente logre mayor protección y beneficios.

Me gustaría impulsar la parte productiva, que es buscar las herramientas y hacer más productivos los suelos en Delta Amacuro porque realmente Chávez nos lo dijo, él fue muy sabio cuando nos decía que no todo el tiempo íbamos a depender del petróleo y llego este momento y todavía les cuesta a algunas personas sembrar, producir y nosotros desde nuestros hogares tenemos que hacerlo. Hacer productivos los suelos a través de créditos, consejos comunales, ponerles a ellos las herramientas para que comiencen a sembrar esos rubros que se dan en Delta Amacuro y aquí en Monagas seguir dándole el impulso a la agricultura, todo eso a fin de favorecer esa soberanía alimentaria que tanto nos falta.

Loading...