En el marco de la visita de la diputada Larissa González al Norte de Santander al Primer Encuentro de Parlamentarios por Venezuela, aprovechó la oportunidad de visitar el Centro de Atención Transitorio al Migrante atendido por la Cruz Roja Colombiana y la Organización Mundial para las Migraciones donde pudo constatar la situación de los indígenas venezolanos del pueblo Yukpa originarios de Machiques en Sierra de Perija del estado Zulia.

Debido a la falta de atención del gobierno venezolano hacia los pueblos originarios, actualmente, las mencionadas organizaciones internacionales se encargan de atender a 16 mujeres, 27 niñas, 13 hombres y 32 niños de manera integral, quienes también cuenta con el apoyo de voluntarios que le prestan una mano amiga.

González denunció que los Yukpas huyen de la catástrofe que atraviesa su pueblo, abandonados a su suerte en sus comunidades, sin ningún tipo de atención. A juicio de la parlamentaria dejan atrás sus tierras, con pocas pertenencias caminan más de 300 km escapando del hambre y de las enfermedades.

Existe una realidad que es ignorada por el irresponsable Gobierno de Nicolás Maduro, más de 500 personas, en su mayoría niños, acampan a orillas del río Táchira a la intemperie, utilizando desechos para protegerse, allí realizan algunas labores informales, si bien la mayoría debe pedir ayudas para comprar aunque sea algo de comida, casi siempre arroz solo, que ocasiona problemas graves de desnutrición que acentúan las enfermedades que sufren.

En tal sentido, la diputada solicitó en nombre del pueblo Yukpa el apoyo de los organismos de Derechos Humanos, a fin de exigir a los gobiernos de Venezuela y Colombia la atención y el respeto a los pueblos originarios, en particular al Yukpa, en el marco de La Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas y de las legislaciones de ambos países.

 

 

Loading...