Tras recorrer más de 972 kilometros, Larissa González diputada a la Asamblea Nacional por el estado Delta Amacuro visitó refugios de indígenas waraos en Pacaraima y Boa Vista donde logró constatar las condiciones en las que viven nuestros indígenas en Brasil.

En un viaje de más de 24 horas en carretera atravesó desde Tucupita a la Gran Sabana y posteriormente Santa Elena de Uairén hasta llegar a la frontera Brasil-Venezuela; la parlamentaria informó que los indígenas que han emigrado por razones económicas procedentes de Delta Amacuro, de comunidades como Janokosebe, Yakariyene, Yakerawito, Nabazanuka, Winikina, Bonoina, entre otros.

La mayoría de los indígenas que se encuentran en los albergues, denuncian el abandono del gobierno venezolano a las comunidades warao. En las mismas no tienen escuelas, trabajo, comida ni servicios básicos y de salud. Aseveran que no quieren devolver a Venezuela porque el gobierno les niega llevar una vida digna.

González señaló que según datos suministrados por autoridades del vecino país,  son más de 3.000 waraos que han dejado sus casas en busca de mejores oportunidades, “mejor dicho, muchos se van en busca de Najoro” y ‘Burata’’  comida y dinero en su lengua warao.

En los refugios que han habilitado en ambas ciudades para los waraos no se permite el acceso a venezolanos criollos, esta es una regla impuesta por los siete caciques indígenas que controlan “Jonokoida” nombre del refugio en el que habitan más de 500 personas entre niños, adultos y ancianos en Pacaraima.

Loading...
Compartir