Foto: archivo.

Aquiles Méndez es el distribuidor asignado para vender  la comida del Clap en Araguaimujo y a toda la parroquia Santos de Abelgas del municipio Antonio Díaz, en la selva del estado Delta Amacuro; una zona que está bajo el agua producto de la crecida del río Orinoco.

“Aquiles Méndez no es de Araguaimujo, es un criollo que no conoce nada de la realidad por la que deben atravesar cientos de familias, históricamente, por la creciente del río Orinoco. Ahora decidió a lo bravo dejar por fuera, sin comida, a varias familias”, dice molesta una docente que tuvo que viajar a Tucupita, escapando de la inundación.

Ella ahora vive temporalmente en una casa de zinc en el sector Paloma de la capital deltana. Deberá vivir “arrimada”, como la misma afectada declara, hasta que el nivel del río Orinoco vuelva a su cauce habitual.

Pero así como la familia de la fémina, hay más personas que se vieron en la obligación de viajar a otras partes del Delta para estar a salvo. El refugio de Araguaimujo ya está copado de personas. Se trata de un espacio que no puede albergar a todos los habitantes del caserío.

Aquiles Méndez se habría mostrado férreo al afirmar que las personas que viajaron a otras  partes del estado Delta Amacuro huyendo de la ferocidad del río Orinoco, no recibirían beneficio humanitario alguno, en este caso la comida.

A Méndez, quien  no es un originario, ya lo han empezado a  cuestionar por la supuesta exclusión en la que estaría incurriendo.

Mientras tanto, quienes viajaron a otras partes del Delta como, Santa Catalina, Tucupita, Guayo y Nabasanuka, también han sido rechazados por los Clap de esas localidades por motivos legales y administrativos, pues se ven obligados a respetar el censo establecido, documento que, para el caso de Araguaimujo, Aquiles Méndez estaría irrespetando.

De acuerdo con el marco jurídico del derecho a la alimentación, “la República Bolivariana de Venezuela en su Constitución Política de 1999, reconoce de forma implícita en el marco de los derechos fundamentales más amplios, el derecho a la alimentación, haciendo al Estado garante del derecho a la vida y los derechos humanos, teniendo además como fin esencial la defensa y desarrollo de la persona. De igual forma el artículo 305 del título correspondiente al “Sistema Socio económico”, responsabiliza al Estado de promover la agricultura sustentable, a fin de garantizar la seguridad alimentaria de la población”.

Loading...
Compartir