Docentes cambian el salón por la siembra, la pesca o migran a Trinidad

Conforme avanza la inflación en Venezuela, hay más docentes que se han alejado de sus áreas laborales y ahora llevan una degastada, al menos así lo aseguran algunos deltanos.

Marcos Antonio Alcántara, un ciudadano que vive en la comunidad de El Crucero de Araguao del municipio Antonio Díaz, reveló que la mayoría de los docentes que reside en ese sector, ha tenido que abandonar las aulas de clases para buscar su comida diaria.

Ellos ahora se dedican a la siembra y a la pesca. Al tratarse de un trabajo mucho más forzado, se han alejado temporalmente de las aulas de clases.

La misma situación la atraviesan los alumnos, quienes, por no tener nada que comer en sus casas, tienen  que acompañar a sus padres o representantes a buscar los rubros agrícolas o dedicarse a la pesca.

“Los docentes se han alejado de las aulas porque tienen que ir a buscar el pan de cada día, y es lo mismo, porque los estudiantes tampoco van, por la misma situación”, manifestó el señor que vive en El Crucero de Araguao.

Asimismo, una ciudadana que se identificó como Carmen Landaeta, reveló que la mayoría de los educadores que vivían en la comunidad de Guasina han migrado a Trinidad y Tobago por las condiciones precarias en las que vivían estando en Venezuela.

“La escuela está quedando vacía, ya se han ido como cinco maestros a Trinidad y Tobago. Creo que ahorita solo quedan tres docentes que están igual que la mayoría de los venezolanos, pasando situaciones difíciles”, manifestó la señora Landaeta.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta