Docentes deltanos permanecerían en nómina de la administración pública pese a que abandonaron Venezuela

De cada 100 docentes, 15 han migrado en busca de mejores condiciones de vida a países como Chile, Trinidad, Colombia Perú y Ecuador, por lo que el déficit de personal incrementa y se reduce la calidad en los centros educativos del estado Delta Amacuro, aseguró Zoilo Sarabia, docente universitario que sigue de cerca la diáspora de este sector durante los dos últimos años.

El inicio del año escolar 2018-2019 llama a los dirigentes, y a todo el sector educativo, a una reflexión sobre los riesgos que implica el ausentismo laboral y la diáspora, porque deja el terreno servido para el maquillaje de números sobre la actividad educativa.

No es posible que haya promoción cuando no hay docentes o se ha perdido gran parte del año escolar”, sintetizó Sarabia al referirse a los efectos del éxodo de profesionales de la educación.

Hasta la Zona Educativa sabe sobre los embates de la diáspora

Juan Figuera, presidente del Sindicato Regional de Educadores del estado Delta Amacuro, afirmó conocer a varios colegas que han migrado.

Estos profesionales con altas formaciones académicas estarían laborando en cualquier trabajo, incluso, en el comercio informal: “aunque cualquier trabajo no es indigno de un ser humano, lamentablemente tenemos a profesores que son buhoneros en otros países”, dijo Figuera.

También confirmó que no solo están migrando docentes, sino personal administrativo de la Zona Educativa Nro. 9 de Delta Amacuro y obreros que han hecho vida en diferentes planteles.

Sobre el destino, coincidió con Zoilo Sarabia al informar que los casos que conoce, han terminado en países de Sudamérica.

En números

Hasta febrero de 2018, 20 docentes fueron censados por Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en condición de refugiados en Brasil, todos pertenecientes a la nómina del Ministerio de Educación.

Al cierre del año escolar 2017-2018, el 40% de educadores del sector universitario habían renunciado, abandonado o desertado de la docencia para migrar, según fuentes extraoficiales.

El 90% de educadores de la Misión Sucre-UBV, han desertado y las aulas terminaron vacías en el periodo anterior.

Se trata de personas que se vieron en la obligación de abandonar Venezuela, sin embargo, aún estarían en las nóminas de los diferentes entes de la administración pública. ¿Quiénes asumen ahora?, ¿hay pactos detrás de estas migraciones?

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta