Indios waraos en Brasil / Foto: archivo.

Varios docentes waraos ya habían estado abandonando sus puestos de trabajo en la selva de Delta Amacuro. Los bajos salarios para una zona como esta, les hace sufrir aislados, atravesando por días de hambre y sin medicinas. Pero de acuerdo con un nuevo abordaje llevado a cabo en estas zonas, más profesionales originarios dijeron estar listos para partir con sus familias hasta Brasil, donde se han concentrado un número importante de indios.

Si bien, varios docentes ya habían abandonado las aulas en el municipio Antonio Díaz para huir a Brasil,  una gran cantidad de maestros se preparan para sumarse. La nueva oleada de migrantes lamenta recibir bajos salarios, con los que  no pueden costear sus gastos en los viajes fluviales que debe gestionar. Advierten que sus hijos atraviesan días de hambre; ahora buscan cambiar esta realidad.

“En realidad, el salario ya no alcanza, pasamos días de hambre, quisiéramos quedarnos, pero de verdad que ya no soportamos la crisis, cada día empeora”, declaró un docente de Nabasanuka, quien aseguró hablar en plural, porque anónimamente más de sus pares partirán también.

Pero cuando se consultó por la probabilidad de una escalada de huida en comunidades waraos como, Araguaimujo, Bonoina, Nabasanuka, Mujabaina y Araguao, la mayoría de los abordados dijo tener la firme determinación de migrar a Brasil.

En marzo del año 2018, unos 20 maestros ya había abandonando las aulas de clases en el Bajo Delta, y se encontraban en Pacaraima, Brasil así lo reseñó un funcionario del  Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), tras realizar un censo.

La Zona Educativa, el organismo rector de los asuntos académicos en el estado Delta Amacuro, desató medidas sancionatorias contra algunos docentes que ya permanecían en Brasil, para ese entonces. No obstante, algunos maestros, quienes ahora preparan su viaje- probablemente sin retorno- desestiman posibles sanciones.

“Allí la Zona bota a quien no tiene padrino, sabemos que existen docentes que no han sido despedidos, pero que ya han huido, pero en lo particular, nunca he tenido padrino, pero me da igual si me botan o no, sé que Brasil sí valorará mis conocimientos”, declaró desafiante un profesor con experiencia laboral, en los caños.

 

Loading...
Compartir