El día de la Virgencita del Valle hubo un recordatorio especial, el de la Sra. Luisa Rojas de Marcano.

Conocida por su especial devoción a la Santa Patrona del Oriente, fue el primero de los 89 años que vivió entre nosotros en faltar a la cita con su Santa protectora.

El pasado mes de mayo, la que pasará a la historia como la “Asesina de las Flores”, contribuyó con su acción delictiva a ocasionarle la muerte.

El que pudiera ser calificado como un homicidio culposo, en virtud de la caída forzosa que padeció Doña Luisa al ser despojada de sus anillos, aun permanece impune.

El pasado sábado sus familiares oraron para que se haga justicia terrenal y se halle la responsable, bien saben que en el cielo Doña Luisa ya la perdonó.

Loading...