El pedernaleño José Serrano despareció el pasado 24 de mayo cuando compartía en la vecina isla de Trinidad con tres amigos, Guimar Marcano, dama oriunda de Guiria, Venezuela, y los nativos Aarón George y Darnel Mitchell.

Los cuatro fueron encontrados dos días después, el lunes 26, a las 6 am en una granja de la localidad New Grant, con evidentes signos de haber sido torturados y posteriormente ajusticiados.

A José Bermúdez, también pedernaleño de 39 años, lo ultimaron el pasado 17 de junio en horas de la noche, en la comunidad San José de Buja, perteneciente al estado Monagas, donde tenía poco tiempo residiendo.

Su muerte se produjo de forma similar a la de Serrano, presumiéndose en función de la ejecución de los disparos y la posición del cuerpo, un ajusticiamiento.

Según el relato de allegados, se conocían y eran amigos. Ambos habían compartido ocasionalmente en Trinidad, a la que habían acudido con deseos de trabajar y tener una mejor calidad de vida.

Su muerte se produjo con diferencia de mes. Según las autoridades policiales ambos crímenes podrían tener conexión, aun cuando las labores de investigación se dificultan por haber acaecido en naciones distintas.

Los habitantes de Pedernales se encuentran alarmados ante la ocurrencia de ambos hechos y el desconocimiento de lo que pueda estar sucediendo.

De ninguno de los homicidios se conocen responsables, lo que acrecienta el temor de los vecinos; “los pedernaleños están consternados, preocupados por sus familiares en Trinidad y por los que han regresado sin tener claridad sobre su paradero”, nos expresó un comunicador social de la zona.

Mientras tanto una tensa calma reina en el municipio costero, en medio de rumores que van y vienen con posibles explicaciones de la fatal coincidencia, angustiados por lo que pueda suceder.

Loading...