Cortesía Web / Foto referencial

Uno de aspecto mestizo y otro «criollo» (es como en Venezuela llaman a los no indígenas), estarían hurtando bienes de vehículos en el centro de Tucupita.

“Eran dos niños, venían caminando por la calle Centurión donde había dejado mi carro estacionado, cuando los vi al lado de la puerta abierta, ya habían logrado forzarla, les grité y entonces corrieron, uno debe tener unos 10 y el otro 8 años”, expresó el propietario de una camioneta Blazer, marca Chevrolet, modelo viejo.

“Es lamentable que pongan a los niños en eso, lo cierto es que ya habían abierto el carro. Me tardé como una media hora en ir y venir, fue sobre las 10 de la mañana, es una calle transitada y aun así no tuvieron reparo en intentar forzar el vehículo”, continuó.

En la zona han reportado varios hurtos de igual tenor, con el mismo modus operandi, pudiendo atribuírsele parte de ellos a los pilluelos en cuestión.

Es menester que las autoridades estén pendientes de los detalles aportados procurando atraparlos, para imponerles correctivos que los pongan en el buen camino, brindándole oportunidades y liberando a la sociedad de un futuro problema.

Loading...