El hombre que no tiene un pelo de tonto está de cumpleaños.

Por tal motivo, el personal que labora en las empresas a su cargo lo felicita.

Hace mucho que las preocupaciones le fueron arrancando poco a poco cada hebra de cabello y decidió quitarse esa preocupación, ordenando que le aplicaran, como le llaman los peluqueros, la 00.

Este lunes 12 de agosto, se encontrará con un nuevo motivo de inquietud, el cierre convocado por la cámara de comercio deltana.

Como ya no tiene canas que quitarse, se lo tomará light, como lo viene haciendo desde que la economía del país nos zarandea sin control, poniéndonos una lápida encima.

Sabe, porque lo estudió y porque se lo dijo su papá, el conocido Albino de Aguiar, de origen portugués, que en la distante Europa fue mucha la sangre y el sudor que corrieron para que se emparejaran política y finanzas, y demasiados los años transcurridos para que eso sucediera, por tanto, prefiere esperar, parlotear un poco con sus amigos y mirar cómo se defienden sus hijos en el ámbito empresarial.

El último pelo de tonto, hace mucho que se le cayó.

 

Loading...