Un comercio labora en el centro de Tucupita el martes 27 de octubre /Tanetanae.com.

Algunos establecimientos comerciales han estado al borde de cerrar sus puertas durante los últimos siete meses, tiempo desde que la pandemia del nuevo coronavirus comenzó a devastar más a Venezuela.

Yovanny, un ciudadano que reside en la urbanización Delfín Mendoza de la capital deltana, reveló que uno de los establecimientos que ha estado decayendo por la pandemia del coronavirus y la inflación venezolana, es la panadería que está al lado de la Casa del Artista Plástico de Tucupita.

“La panadería, era una panadería y quebró prácticamente. Anteriormente producían pan y ahora venden verduras. A veces hay poquito pan”, dijo el señor  Yovanny la mañana del martes 27 de octubre.

Así como hay establecimientos que parecen estar decayendo, también han surgido pequeñas bodegas en las diferentes comunidades de la capital deltana, cuyo principal objetivo es  mantenerse abierta a cualquier hora, ya que los comercios tienen un horario establecido.

Es una ventaja para quienes cuentan con un poder adquisitivo viable, sin embargo, no puede ser aprovechada por las personas que solo  cobran un salario mínimo, ya que los productos que se expenden  mantienen altos precios.

“En la comunidad donde yo vivo, un kilo de queso ya vale hasta más de un millón de bolívares”, dijo el señor Yovanny, refiriéndose a las bodegas que han surgido en su comunidad.

Por otra parte, José Rodríguez, quien reside en la comunidad de Villa Manamo, aseguró que  en su comunidad hay dos bodegas que han surgido desde que la pandemia del coronavirus llegó a Venezuela, sin embargo, los comerciantes les incrementan hasta 250 mil bolívares a los productos.

“Hay un sobreprecio bastante grande en comparación con el precio que mantienen los productos en el centro. Hasta hay diferencias de 250 mil bolívares”, destacó el señor Rodríguez.

Rodríguez,también se refirió a los comercios que han estado decayendo en el centro de Tucupita, y mencionó a la ferretería que está frente a la sede de la gobernación del estado Delta Amacuro, donde de acuerdo con el ciudadano, actualmente no poseen grandes cantidades de herramientas como se mantenía en años anteriores.

“Ni una agua se consigue ahorita en esa ferretería, está quebrando”.

Loading...
Compartir