Foto: archivo.

Algunos estudiantes de la Universidad Territorial Deltaica,  “Francisco Tamayo” de Tucupita, manifestaron su descontento al tener que recibir clases a altas temperaturas. No obstante, cuestionan que la directiva sí tenga acceso al servicio de aires acondicionados. La carencia vulnera a los cursantes, quienes de por sí intentan permanecer en la institución pese a la difícil situación del país petrolero.

Según un universitario, la mayoría de los aires acondicionados que están en las aulas, se encuentran averiados desde hace “varios meses”, por lo que las altas temperaturas forma parte del deterioro de la universidad.

“Hace mucho calor, los aires están de adornos porque ni funcionan, tienen meses así”, expresó el bachiller.

También dijo que, mientras que los estudiantes están “bajo calor”, algunos de los profesores se refugian en oficinas de directivos, obviando así las clases.

“Mientras nosotros vemos clases con calor, los profesores están tranquilos en las oficinas de la directiva, que no hace nada por levantar la universidad”, declaró un cursante de la carrera de agroalimentaria.

Loading...
Compartir