El día después de la puya rusa

El estado Delta Amacuro fue una de las regiones de Venezuela seleccionadas para recibir la vacuna contra la Covid-19 en una primera etapa. El personal de salud será el primero en recibir la puya (como la denomina en esta entidad) rusa, no obstante, hasta la tarde del martes 23 de febrero, la Sputnik V no había arribado al Delta.

El informe más reciente respecto a la distribución de esa vacuna, lo ofreció Loa Tamaronis, alcaldesa del municipio Tucupita, quien reveló la mañana del martes, que próximamente arribarán “aproximadamente”, 1.200 dosis contra la Covid-19.

En medio de la expectativa, algunos deltanos esperan que luego de que la mayoría de los deltanos sean inmunizados, el panorama en la región vuelva a la normalidad y haya más “flexibilidad”.

“Primero hay que ver si los resultados son positivos, si todo sale bien, es posible que todo vuelva a la normalidad en Delta Amacuro. Primero tenemos que ver los avances”, fue lo que dijo Bárbara, un ama de casa.

Un adulto mayor que también ofreció su opinión respecto al arribo de esa vacuna al país, dijo que, una vez que los venezolanos sean inmunizados, las autoridades gubernamentales deben dejar de estar mencionando la palabra  “flexibilización”.

A juicio del ciudadano, el gobierno nacional debería hablar de flexibilización cuando la crisis general en la que está sumergido el país,  sea solucionada y las familias puedan tener estabilidad económica y social.

 

 

Compartir contenido