El empresario hotelero Jorge Salma, realizó una nueva jornada de caridad en favor de los más necesitados.

La misma, se efectuó el pasado 20 de febrero en horas del mediodía, en diversos espacios de Tucupita.

En esta oportunidad, se dirigió sectores citadinos en los que residen personas en condición de pobreza absoluta, entregándoles sándwiches preparados por él y su equipo.

Sin previo aviso, procurando favorecer por sorpresa a quienes verdaderamente lo necesitan, se detuvo en cinco lugares del centro y la periferia.

Su objetivo primordial fueron los niños, lográndose el cometido. Tan solo en el hospital materno infantil Dr. Oswaldo Brito y sus alrededores, fueron entregados más de 200.

“Me motiva Dios, siempre está presente, gracias a Él somos lo que somos a pesar de los obstáculos que nos pone la vida, es una manera de probar lo resilientes que somos ante cualquier obstáculo, y demostrar que con deseos y buena voluntad, a pesar de las circunstancias adversas, todo se puede lograr”, expresó.  

Loading...