El gobierno trinitobaguense reforzó medidas de seguridad para evitar paso de migrantes venezolanos

La frontera de Trinidad y Tobago, está siendo resguardada actualmente por la Guardia Costera, un trabajo muy organizado el que realizan, ya que, de 10 botes venezolanos, solo lograrían cruzar 1 o 2.

Las aguas trinitarias son custodiadas por un barco grande que está en posición de patrullaje, más 3 botes rápidos que son utilizados para las persecuciones. Además de ello, también están 2 barcos de la Armada venezolana, en aguas territoriales de nuestro país.

La vecina isla ha desplegado un dispositivo de seguridad que ha tenido mucho éxito en las últimas dos semanas, habiendo detenido una cantidad importante de embarcaciones venezolanas.

Se puede decir que es el peor momento para emprender un viaje ilegal hasta Trinidad y Tobago, es sumamente difícil que los connacionales puedan llegar a sus destinos, arriesgándose a ser detenidos por la Guardia Costera, sin embargo, siguen intentándolo.

Se pudo conocer de manera extraoficial que  hace 3 días aproximadamente, la GC de Trinidad detuvo una embarcación proveniente de Tucupita, estado Delta Amacuro, a la cual le dieron la opción de devolverse ya que a bordo del bote iban muchos niños.

Es cada vez más común que suceda, en vista de la variante del fenómeno migratorio, que pasó de estar conformado por hombres y mujeres solos, a incluir la familia.

Ante esta situación, es necesario que nuestros hermanos venezolanos piensen mucho antes de emprender el viaje, debido a que, aparte de los riesgos que entraña viajar a mar abierto en pequeñas embarcaciones, se someten además al de quedar encarcelados, peor aún si cargan con niños.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta