Alumnos reciben clases/archivo web

Por Abner Ramos/@Abnerramosb

Cada día en las escuelas y los liceos del Estado Delta Amacuro pueden verse menos asistencia por parte de los estudiantes, el hecho de no tener un desayuno o un almuerzo  en sus casas está poniendo en riesgo la formación escolar de los alumnos.

Los representantes de los niños que actualmente  cursan educación básica, temen mandarlos a clases sin que no hayan comido algo, pues consideran que es un riesgo por el hecho de estar pasando hambre, reveló una maestra de la escuela Tarsicia de Romero de Tucupita.

Las declaraciones ofrecidas por la docente de preescolar apuntan a que la escasez de alimentos está obligando a estudiantes de básica a abandonar sus estudios para dedicarse a trabajar o hacer otra actividad que le permita un ingreso para poder comprar comida.

Consultada sobre el Programa de Alimentación Escolar, reveló que esta iniciativa no escapa a la realidad de carencia. Quienes reciben desayuno son los niños de preescolar como los que ella atiende, pero los de la básica no corren con la misma suerte; esto a pesar de que esporádicamente comen.

La falta de comida se acentúa más, ya es muy común ver en espacios públicos a jóvenes tirarle palos a los mangos así estén todavía verdes.

Loading...
Compartir