José Luis Salazar.

Los trabajadores del campo siguen siendo afectados por personas que se dedican a delinquir; la experiencia del acuicultor, José Salazar, ocurrido en el año 2012, es tan sólo uno de los tantos episodios que ha trastocado a quienes producen. Salazar aseguró que desconocidos cargaron con más de 4 mil kilos de pescado directamente de su pozo y nunca se supo de su parado y menos los resultados de las investigaciones de los cuerpos policiales.

Desde el año 2012 hasta el presente 2016, el productor deltano aseguró que ha vuelto a ser visitado por sujetos desconocidos que llevan a cabo la práctica ilegal,  al menos en seis o siete ocasiones.

“En el 2012, me robaron 4 mil kilos de pescado en una noche, en dos camionetas, cargaron el pescado y varias herramientas; todo eso en complicidad con quienes viven en las cercanías de mi parcela, hasta ahora no sabemos a dónde fue a parar ese pescado”, aseguró el acuicultor.

A lo largo de los años, el obrero ha perdido bombonas, ventiladores, desmalezadora,  motosierra, pala, martillo, alicate, tenaza y otras herramientas.

José Salazar informó que la ola de robos e ingresos a casas de campo, continúa. Varias personas han denunciado este tipo de hechos, sin que hasta el momento haya respuestas efectivas, para Salazar, el hampa está totalmente descontrolada.

En Delta Amacuro el sector de la acuicultura puede llegar a producir más de 1200 kilogramos de varias especies de peces, pero la falta de apoyo del gobierno, la inseguridad y el alto costo de los alimentos, ha limitado su crecimiento.

 

Loading...
Compartir