La última situación de protesta se generó en enero de 2016, cuando obreros de la sede cárnica tomaron las instalaciones en reclamo de mejoras laborales e inclusión de beneficios.

La información fue confirmada por la  alcaldesa encargada Tesi Padrino, la tarde de este miércoles, cuando confirmó que el municipio nuevamente posee la responsabilidad del matadero.

Luego de ser entregado en calidad de arrendatarios a una familia de empresarios de orígenes colombianos, el espacio volvió a poderes del ayuntamiento deltano; el mismo, atravesó por múltiples trabas y supuestas irregularidades que provocó manifestaciones de calle por parte de arrimadores, matarifes y productores como tal.

La última situación de protesta se generó en enero de 2016, cuando obreros de la sede cárnica tomaron las instalaciones en reclamo de mejoras laborales e inclusión de beneficios.

Según explicaciones de Padrino, el matadero municipal formará parte de una nueva empresa de alimentos que la alcaldía de Tucupita gestiona en coordinación con empresas privadas del Delta.

Loading...
Compartir