Foto: archivo.

Tanetanae.com sondeó entre algunos habitantes de los municipios Casacoima y Pedernales  las expectativas que estos podrían tener a propósito del mundial de  futbol, Rusia 2018, y estos coincidieron en no prestar atención a este evento deportivo porque las carencias generalizadas los ocupan en solucionar.

A juicio de un consultado en el municipio Casacoima, las condiciones económicas de su familia no muestra las condiciones mínimas como para “disfrutar”.

“No mano, aquí e Casacoima nadie está pendiente de ese mundial. Aquí todos estamos buscando es qué comer todos los días”, declaró el deltano abordado este jueves vía telefónica.

Para quien asegura priorizar la alimentación de sus allegados antes que ver un juego de futbol, asevera que ya se  perdió la costumbre de sentarse en el sofá de la sala y distraer la mente con el deporte, la misma coyuntura lo impide, explica el hombre.

Por su parte, una vecina del municipio Pedernales, un ayuntamiento que está al norte del Delta y al que se llega solo por vía fluvial, aseguró que los únicos que disfrutarán del mundial son las personalidades cercanas al gobierno municipal, ya que una gran cantidad de familias no tienen televisores, ni pueden pagar una mensualidad de tv satelital.

Explicó además que en la mencionada zona, mayoritariamente conformada por indígenas waraos,  y aunque  algunas de estas familias originarias sí posean tv y antenas de Directv, por ejemplo, no cuentan con energía eléctrica. Pero su realidad no acaba allí; también deben lidiar con las carencias de medicamentos y de comida, por lo que asumen  un ambiente no mundialista.

Loading...
Compartir