Al popular “Cheo” le tocó atravesar por una montaña rusa de emociones, hace tres días en el marco de la Octavita del Carnaval, recibía el reconocimiento al tercer lugar en la categoría traje individual adulto con la gala Fantasía Étnica Deltaica, y este lunes a las 7:00 pm recibía un disparo bajo el omóplato derecho.

Luego de cerrar su peluquería en calle Mariño a metros de la Pativilca, se encontraba reunido con un grupo de amigos cuando observó acercarse a un par de sujetos a bordo de una moto, que desenfundaban un arma y daban la voz de atraco.

Nervioso y desconcertado corrió a su local cuando sintió la detonación que se tradujo en la herida. Por fortuna la bala no intereso ningún órgano vital, presentando orificio de entrada y salida.

La noticia invadió las redes sociales y los celulares no dando crédito a lo sucedido, un ciudadano ejemplar, un amigo leal y consecuente, y uno de los miembros más populares de la comunidad sexo diversa de la ciudad había sido vilmente herido.

En medio del hecho, en un gran gesto de valentía el mismo “Cheo” orientó a sus atribulados acompañantes, dio indicaciones sobre lo que cabía hacer, y buscó el vehículo que lo trasladara al hospital Dr. Luis Razetti, donde fue atendido de inmediato.

Con casi 20 años en nuestra tierra, José “Cheo” Gallardo de 36, se siente deltano, aquí se hizo enfermero, multiplicó sus amistades, encontró el amor y ejerce su otra vocación, la que le da de vivir, la peluquería. Que esto le haya pasado en Tucupita le duele casi tanto como la herida.

Desde una cama hospitalaria, escenario donde antes atendió a muchos, dio un mensaje de tranquilidad a su legión de panas, “gracias a Dios estoy bien, no se preocupen, jamás me imagine que me iba a suceder algo así, le ruego a las autoridades que incrementen la vigilancia, este es un paraíso terrenal que no debemos dejar que otros dañen”.

Loading...
Compartir