El primer secuestro que sacudió al Delta e hizo temblar el piso al difunto Juan Nazarián

Un mes de julio 13 años atrás, ocurrió el primer gran secuestro en conmocionar al Delta,  en la figura del  hijo del empresario más poderoso de la época, el armenio venezolano Juan Nazarían, hoy rememoramos parte de esa historia. 

Loris García | Aobonona Eku Publicidad

El secuestro del joven de 17 años, Juan Nazarián Berra, hijo del conocido empresario de origen armenio Juan Nazarían, uno de los hombres otrora más poderosos del Delta, fallecido recientemente, ocurrió el 26 de julio de 2008. El mismo fue raptado por personas desconocidas cuando se encontraba a las afueras del emporio-empresa de carácter familiar, ubicada en la Av. La Rivera, sector Cocalito.

Debido a eso, tomando en cuenta que jamás había ocurrido en el Estado un hecho de esa naturaleza, con la conmoción que en una pequeña y provinciana capital puede generar, fue desplegado un intenso y copioso operativo de seguridad, y luego de 36 horas de zozobra Nazarián (hijo) fue liberado en el sector El Muro de Tucupita.

Para el momento se comentó que quienes lo secuestraron eran colombianos, sin embargo, no se conoció información oficial por parte de los organismos de seguridad, ni por los familiares de la víctima. Hoy en día, cuando han transcurrido 13 años de lo sucedido, no se conoce quienes estuvieron detrás del secuestro del joven.

Años después, para su desdicha, sería secuestrado nuevamente en el estado Miranda, logrando nuevamente ser liberado gracias a la presión ejercida por los órganos de investigación que establecieron un hilo, cuyo punto de partida fue el ama de llaves a cargo de la residencia ocasional mientras culminaban una obra de envergadura en aquella entidad, conduciéndolos hasta la banda de captores. Fueron momentos de terror para la familia, que todavía representan un recuerdo crítico, revestido de mucha tensión hogareña.

Juan Nazarián (hijo), después de su liberación fue trasladado a una clínica privada para ser examinado; al mismo le diagnosticaron contusiones leves y traumatismos generalizados, por lo que permaneció bajo estricta vigilancia médica. Es menester señalar que debido a su rápida evolución el joven fue dado de alta prontamente, compartiendo el trago amargo con familiares, amigos y allegados.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), la Policía del Estado Delta Amacuro (PEDA), la Policía Municipal de Tucupita (POMU), la Dirección General de los Servicios de Inteligencia Preventiva (DISIP) y la Guardia Nacional Bolivariana, fueron los organismos de seguridad que trabajaron en conjunto para propiciar la liberación del hijo de uno de los potentados que tuvo el Delta, Juan Nazarián (Padre), culminado la operación con éxito en tiempo record.

 

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta