Foto: archivo.

Lo que previo a la coyuntura económica de Venezuela era considerado como uno de los productos más baratos del país, ahora supera los los mil Bs S.

La sal dejó de ser un producto de bajo coste, la inflación venezolana ha disparado su precio.

Algunos comerciantes que hacen vida en la capital del estado Delta Amacuro, comienzan a aumentar los precios de los productos, pero disminuyen su contenido, tal como estarían haciendo con la sal casera.

Medio kilo de sal vale mil Bs S, un monto cuestionable para los deltanos que apenas logran  comprar comida para el día a día.

La señora María González, quien reside en el sector Paloma de Tucupita, relató que el sábado (19-01-2019), salió de su casa en busca de sal, su desagradable experiencia fue, solo haber logrado comprar un mínimo del rubro a adquirir. Su corto presupuesto así lo impidió.

Algunos vendedores de queso han sustentado un nuevo incremento del precio de este producto lácteo, en el hecho de que “la sal aumentó”, por lo que también ajustan sus importes a la hora de comercializar el derivado de la leche.

Loading...
Compartir