El sancocho “pelao” para 15 personas

Una familia que reside en la comunidad de El Caimán del municipio Tucupita, ha revelado cómo han estado alimentándose en medio de los altos precios de la comida. Aunque es poco lo que tienen, han sabido aprovecharlo.

José Ignacio Martínez, joven de 27 años de edad, manifestó que, a diferencia de los años 2015 y 2016, no vive una situación “muy apretada” en cuanto a su alimentación. No obstante, lamenta que no sea balanceada.

Recuerda que durante los años 2015 y 2016, atravesaba por un día completo sin comer absolutamente nada. Las largas colas que se formaban en los comercios por la escasez de los productos básicos, dejaba a su familia sin nada en el estómago.

“Cuando se formaban colas yo atravesaba hasta un día entero sin comer absolutamente nada, en esa ocasión nosotros no teníamos nada sembrado, ahorita por lo menos tenemos yuca”, recordó el joven que reside en El Caimán, una comunidad que está ubicada en el sector de San Rafael fluvial de Tucupita.

Actualmente, esa familia se dedica a la siembra de yucas, plátanos y ocumos. La agricultura les ha aliviado la carencia de comida, aunque suelen consumir los rubros agrícolas sin productos proteicos.

“Comemos solo yuca, a veces un sancocho de ocumo, plátano y yuca, pero sin nada de presa. No comemos bien, pero sí comemos algo”, dijo el joven a Tanetanae.com.

La familia del joven de 27 años de edad está compuesta por 8 personas, pero el número incrementa cuando reciben visitas de otros parientes. “Ahorita estamos como unas 15 personas”.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta