Imagen de archivo web.

Estar acompañado una hora por una mariposa nocturna en la capital del estado Delta Amacuro, tiene un precio de 6.000 Bs.

Una hora basta para saciar la sed de sexo en muchos hombres si se toma en cuenta la crisis económica de Venezuela, y aunque en Tucupita tenga un valor de 6.000 Bs, varias personas esporádicas están dispuestas a pagar por el momento de placer.

Un deltano con sueldo mínimo, posiblemente no pueda tener sexo rápido, ya que seguramente prefiera invertirlo en alimentos, esto a pesar de que entre sexo y comida, muchos elijan el sexo.

En un lugar nocturno de la carretera nacional de Tucupita, la prestación del servicio es cobrado por hora. No incluye los gastos como, tragos previos, el dinero que le debe quedar para el taxi cuando no se tiene carro propio y para revitalizarse con algún aperitivo postsexo.

La Venezuela actual parece guardar los placeres de la vida solamente a personas adineradas que tienen la oportunidad de pagar hasta 24 horas por sexo y compañía, tener un auto y aun así lograr mantener su alimentación por el resto del mes.

Loading...
Compartir