El transporte sigue bajo cuestionamiento, aunque usuarios reconocen algunas ventajas

En un abordaje realizado en Tucupita sobre cómo funciona el servicio de transporte público en la localidad, la mayoría manifestó verlo “regular”,  no obstante, persisten los cuestionamientos.

El servicio de transporte público fue cuestionado durante todo el año 2020, debido a la baja flota de autos. Ahora hay más unidades, pero los usuario no tienen dinero en  efectivo.

Un ciudadano de La Perimetral afirmó haber visto varios autobuses–mayoritariamente de la empresa Transdelta- laborando en la ciudad. Para él, el único problema es la falta de dinero en efectivo para pagar el pasaje.

De acuerdo con esta persona, anteriormente los “autobuses rojos” cobraban 40 mil Bs el pasaje, no obstante, ahora cobran 50 mil Bs, un monto similar al del resto de las organizaciones de transporte.

“Sí hay transporte, lo que afecta un poco es la adquisición del dinero en efectivo para pagar el pasaje”, cuestionó.

Un adulto mayor de la comunidad de Guasina aseguró que esta prestancia era deficiente en tiempos anteriores,  sin embargo, ahora se muestra regular. El cobro del pasaje para ese sector varía de 40 a 50 mil Bs.

Insta a los transportistas a laborar, como mínimo, hasta las hasta tres de la tarde.

“Los servicios del transporte deberían trabajar hasta las tres de la tarde, sin embargo ya a las 12 del día paran todo”, manifestó.

Una persona de La Horqueta por su parte cuestionó la deficiencia de este servicio en su sector, asegurando que dos unidades que cubre esa ruta (sea de Transdelta o privado), no son suficientes.

De acuerdo con el vulnerado, el pasaje está en 200 o 250 mil Bs, pero la cantidad de vehículos no es suficiente para cubrir esa zona. Instó a la autoridades oficiales habilitar “aunque sea” dos vehículos más para solventar el problema del transporte.

“Las familias de esa parroquia pasan penurias para llegar al centro para hacer sus diligencias”, afirmó.

Compartir contenido