No los pelan en las instituciones educativas/Archivo web

En los últimos hurtos a dependencias educativas hay un denominador común: arrasan con los servidores.

Se llevan por supuesto las computadores de las oficinas y los Cebit, los motores de los equipos de refrigeración, hasta el queso que había en la mesa se llevan, y lo que nunca falta, los servidores.

Su costo en el mercado está muy por encima de un computador normal y ello los hace más codiciados, el más sencillito difícilmente baje de los 400.000 bolívares.

A pesar de las denuncias, de carácter obligatorio en el caso de las instituciones públicas, no se ha recuperado ninguno. Algo muy lamentable tomando en cuenta lo difícil que es reponerlos.

Curiosamente hay un denominador común, los requieren grandes instituciones, la mediana empresa y, tomen nota, los cyber.

 

 

 

Loading...
Compartir