Fotos cortesía: Yohel Moreno 

Imposible que no se tranquen las cañerías y drenajes, si tienen media Tucupita dentro.

A los sinvergüenzas que introducen semejantes objetos deberían aplicarles una cuantiosa multa o escarmentarlos obligándolos a limpiarlas.

Cada vez que el Vactor es utilizado, succiona verdaderos monumentos a la desidia, el abandono y la desconsideración.

En la última jornada extrajeron, entre otras perlas, un monopatín y una tabla.

El director general de la alcaldía capital, Lcdo. Javier Arenas, manifestó que próximamente el Vactor se trasladará a las comunidades: Perimetral, La Esperanza, El Silencio, Villa Rosa, Villa Manamo, El Jobo, El Torno, El Palomar, Santa Cruz y Los Cocos, donde esperan que prevalezca la conciencia y no consigan tantas desagradables sorpresas bajo nuestro suelo.

Loading...