Wildell decidió escapar hacia adelante. Ni haciéndose a un lado ni retrocediendo, siempre avanti.

Un hacer frente pensado y razonado, sin lanzar manotazos a ciegas o como un toro tras un trapo rojo invisible.

Luego del más duro golpe que haya recibido locutor alguno en la historia de la radio en el Delta, se repuso con manifiesta madurez y siguió caminando.

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar… Al andar se hace camino, y al volver la vista atrás, se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar… Caminante, son tus huellas el camino y nada más… Caminante no hay camino sino estelas en la mar… Antonio Machado.

Con ganas de crecer en el plano personal, de hacer carrera política, de forjarse un piso económico, de alcanzar estatus social, de elevarse en todos los sentidos, va aprovechando todas las oportunidades que se le presentan.

De la mano de su nuevo mentor, un traqueteador ranqueado en la esfera pública del país, se siente más fuerte.

Las elecciones parlamentarias 2020, le guiñan el ojo hace rato invitándolo a participar; el hombre de las ocasiones difícilmente se resista.

 

 

Loading...