Elio Zamora, “El Deltanito de Oro”: es momento de estar unidos / I parte (+video)

Entrevista: Lizanny Reinosa (Kaina TV) | Transcripción: Deysa Blanco (Aobonona Eku Publicidad)

I

El Delta tiene muchos deltanitos y deltanitas, miles de ellas y ellos, y uno, solo uno, distintivo de su gentilicio y entorno, un emblema particular: Elio Zamora, “El Deltanito de Oro”.

Profeta en su tierra, se ganó a pulso sus galones en las radioemisoras, redes, plataformas, concursos, y cuanto escenario se le atravesó.

Verdadero talento precoz, desde muy niño mostró destellos de lo que llegaría a ser, una luminaria en el panorama artístico nacional e internacional.

Cantautor y contrapunteador lirico; caballero de fina estampa, joven siempre, inspirado en todo momento, enamorado y enamorador la vida entera; exuda armonía, inspiración y ensueño.

Con el Delta como alas, la música venezolana como bandera y el cielo como horizonte, continúa surcando el universo musical, dejando una firme estela con impronta de perpetuidad, y abrillantando los dones que habrán de depararnos verdaderos tesoros rítmicos en los años que nos restan por vivir.

II

1.- Bienvenido Elio, ¿cómo estás?

E.Z.: Primeramente complacido de estar aquí, en mi tierra natal y por la invitación a este medio de comunicación, para mí de verdad que es un placer inmenso compartir este momento, en esta oportunidad, yo sigo trabajando, visitando a la familia.

2.- Sabemos que estas de visita a tu familia, ¿cómo arribaste al Delta, ya que en estos momentos nuestro país está en cuarentena social?

E.Z.: Mi hija, a la cual le mando saludos desde acá, el 20 de marzo estuvo de cumpleaños, 18 añitos, y decidimos viajar el 14 para planificar un compartir con la familia, de ahí viene ya la cuarentena, una etapa que se está viviendo, no solo en Venezuela, también el mundo, una etapa en la que tenemos que estar en solidaridad, hermandad, en unión, y bueno decidí quedarme acá con mi familia, aprovechar este tiempo en aportar en positivo en cualquier aspecto, aprovechando cualquier oportunidad, cualquier espacio donde podamos ir brindando un incentivo, donde podamos estar de la mano con nuestros hermanos, paisanos.

Hemos hechos muchas cosas más, además de las visitas a los medios, con la debida prevención e higiene y las normas que debemos acatar como buenos ciudadanos. Hemos estado grabando un mensaje de reflexión al colectivo, ya que en esta oportunidad algunas personas han tomado la quema como practica, algo irresponsable, debido a que eso los que nos trae son enfermedades respiratorias, hay muchos niños con asma, gripe, amigdalitis, que las ocasiona este mismo humo; están contaminando el ambiente, la capa de ozono, contaminando la comunidad, el espacio donde vivimos, y en medio de esta pandemia estas quemas irresponsables lo que pueden ocasionar son enfermedades, todos debemos estar conscientes de nuestros actos, acciones.

El mensaje también es, que, no es momento de ver una ideología política, un color, una parcialidad, como venezolanos y en especial como deltanos debemos estar unidos.

3.- Háblame de tu última producción discográfica.

E.Z.: Hemos estado trabajando, con la producción de “Llegó el momento”, donde iniciamos con el tema “Visitando a la señorita”. El tema promocional “Llego el momento”, es un tema romántico, también surge la versión de una balada romántica de nuestro querido Ricardo Montaner, la cual llevamos a los acordes de arpa, cuatro y maracas, y ya está disponible en instagram @eldeltanito y @deltanitooficial y en You Tube nuestro canal El deltanito y sencillamente el buscador “Tan enamorados Elio Zamora”, allí van a poder disfrutar esta versión en música llanera, de arpa, manteniendo la esencia venezolana, hemos dado a este tema, una marca, una propuesta para la juventud y a los amantes de la música romántica, sin salirnos de la autenticidad venezolana, nuestras costumbres, cultura, tradición, pero, adaptándonos a la sociedad, al modernismo.

4.- Recordemos tus inicios.

E.Z.: Inicialmente estuve en la escuela como todos, fui a cualquier actividad de diciembre, de aguinaldos, comencé a ver clases de cuatro con el profesor José Vicente Marcano (Joselo) y Victorio Rodríguez, en el núcleo cultural José Vales de Hacienda del medio, en la comunidad donde me crie, donde crecí, donde viví las ideas de infancia, de adolescencia, y ya de ahí me tocó ir a la universidad, me tocó viajar a Maturín, me tocó apartarme de mis correderos, luego vino el festival Cantaclaro, las voces liceístas, me tocó viajar a Barquisimeto, participar, representar, compartir, luego fui a Ciudad Bolívar al festival de Castillito, después vino el festival Deltanito, y de allí entro al elenco de artes infantiles.

5.- ¿Qué edad tenias cuando cantante por primera vez?

E.Z.: Tenía 6 años, fue en la concha acústica, yo recuerdo, que cante “La mochila azul”, luego en el Cantaclaro, voy con música llanera y en las voces liceístas me prestó todo su apoyo, me respalda el profesor Oscar Castillo, me preparan, me muestran un tema de Luis Silva, ya seria en el año 91/92 y es donde hago mi primer festival con música llanera, representando al liceo José Enrique Rodo y es donde viene viajar, representar a Delta Amacuro siendo un niño, formando parte del elenco de artes infantiles, que dirigía Jesús “Chury” Jaramillo, un gran compositor, un gran maestro, alguien que en mi vida fue un pilar fundamental, que me enseñó sobre composición, rimas, versos, una persona muy dedicada y de alguna manera desinteresada, que me prestó o compartió su sabiduría musical conmigo.

De allí empiezo a componer, a escribir mi primera canción a los 12 años, y “Chury” siempre estaba ahí corrigiéndome. Luego en el año 98 con el maestro José Ángel Cesar y con la agrupación “Raíces Deltanas”, los hermanos Zambrano, con quienes he crecido, con quienes he tenido la dicha de compartir nuestros inicios, nuestro interés por la música.

Nuestro aprendizaje fue común, mutuo, fuimos hasta Temblador, ahí conocimos a un amigo, Salmin, y son los que nos dan la oportunidad de grabar el primer disco, en el año 98.

Hubo muchas personas que en el trayecto de mi vida han sido ángeles en mi camino, han sido personas con bendiciones, puedo nombrarte al Prof. Héctor Valderrey, al Ing. Freddy Rodríguez, a maestros de música que han compartido, que han brindado ese apoyo desinteresado para sembrar en Elio Zamora, el amor por la música, y sobre todo la constancia, dedicación, disciplina y firmeza para poder hoy estar presentando la quinta producción discográfica.

Desde el 98 a estos tiempos hemos avanzado en ese ritmo, trabajando, con mucha constancia, dedicación, humildad y sobre todo con mucha paciencia, siempre abrazando esa fe, esa firmeza, lo que Dios nos tiene preparado, para algo nos puso en este mundo, Él ha permitido que vayamos logrando tantas producciones y las que nos faltan; a la vez también hice videos musicales con el compañero Óscar Cedeño, al cual le envío un gran saludo y un gran abrazo, la mayoría de los videos de Elio Zamora que están en internet fueron hechos por Óscar Cedeño.

6.- Elio, ¿qué otras facetas de tu vida has cultivado?

E.Z.: Estudié biología, comunicación social, he hecho programas de radio a nivel nacional, hice un programa de televisión, he estado acá en Fe y Alegría como locutor, acá tenían un programa llamado “Entre raíces”, tuve programas también en varias emisoras de acá del estado, mi compadre Héctor Silva Rodríguez, desaparecido, que nombro en el “Recorrido”, también fue otro de los ángeles que han pasado por mi lado nutriéndome, de él aprendí que uno en la vida debe compartir conocimientos, uno en la vida debe dar, sembrar, porque andamos de paso y a todas las personas que vienen observándonos y levantándose, algo le podemos dejar.

Luego surge el festival “Deltanito II”, el cual tiene 18 años realizándose, han salido niños que me produjeron mucha satisfacción, me han dado tranquilidad en la vida. En paralelo a mi carrera artística he sembrado, he brindado oportunidades para que otros niños crezcan, así como yo lo quise hacer en la música.

Iniciando tuve muchos obstáculos, muchas trancas, muchas situaciones que fueron aprendizajes en la vida, que prefiero dejar así, prefiero hablar de lo positivo, de lo bonito de la vida, porque de eso se trata, de incentivar y compartir. Los primeros ganadores del festival “Deltanito”, fueron: Gabrielita González, Cruz Mar Morillo, Cristi Herrera, Albor Absalón, Gilbert Monterola “El criollito”; por la fundación “Deltanito II”: Carlos Parra, Alex Urbano, Andrés Zambrano y Crismar Espinoza.

Todos los jóvenes que hoy, ven en un escenario de Tucupita o escuchan en una emisora pasaron por ahí, por la fundación “Deltanito II”, por “Raíces deltanas”, eso me ha llenado de mucha satisfacción y me ha permitido sentarme a la orilla del camino, observar los pasos, las huellas que hemos venido dejando y decir con mucha tranquilidad que estamos dejando música y estamos dejando jóvenes que en 20 años o en 25 años se sentarán acá a contarles su historia, a decir también que han sembrado, a compartir conocimientos, también hemos dado a nuestra tierra o a nuestro estado oportunidades para que los que vienen creciendo digan si podemos lograrlo o si se puede.

7.- Nos hablaste de tu primera composición, la que hiciste a los 12 años, me gustaría que la revivieras.

E.Z.: Vamos a revivir un poco, lo que a la memoria me viene en estos momentos, escribí una canción que se tituló “Mi lindo delta”, estaba aprendiendo a tocar el cuatro y recuerdo que un domingo saliendo del programa artes infantiles, transmitido por Oceánica, que era la única FM del estado de creación reciente, le digo a “Chury”, “maestro, escribí una canción” y muy sonriente se me acerca y me dice: “¿sí?, para ver, oye, ya estas componiendo, ¿tan rápido Elio?”, y yo le muestro el cuaderno y la revisa, me hace unas correcciones en la letra, la parte gramatical y la estructura del verso, y luego me dice “cántala, ya la leí pero, no sé cómo es la versión, cántamela”. Parte de la primera estrofa decía “soy un llanero deltano y canto con alegría música del llano adentro, folklore de la patria mía, canto quirpa periquera, canto joropos de día y canto paisaje al son de esta melodía, mi lindo Delta…” Y por ahí iba con ese joropo y me dice “bueno Elio, ya eres compositor, ya tienes tu primera canción y ahora quiero que te ocupes y cada domingo me traigas una canción”; de parte de “Chury” hubo ese incentivo, no dijo, eso no es así, eso esta malo, quien te dijo que era así, hubo esa pedagogía, mucho amor.

Continuará…  

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta