Emprender no necesariamente fuera de Venezuela

Más deltanos prefieren emprender algún negocio en Venezuela, a pesar de las adversidades. Han tomado la decisión de seguir adelante y no migrar a otras naciones, como ya lo han hecho cientos de ciudadanos, a quienes dicen respetar por esa decisión.

Rael Sánchez, un joven de 32 años de edad, ha iniciado un nuevo negocio junto a su esposa María Quijada. Se trata de “Cinnamon rolls”  o rollos de canela, una tienda virtual de dulces.

Rael es ingeniero civil graduado en el Instituto Politécnico Santiago Mariño. Su esposa María  estudió hasta el 6to semestre de contaduría pública en la UDO Monagas. Ellos tomaron la decisión de emprender un nuevo negocio para intentar burlar la crisis venezolana.

“No es fácil emprender en un país como Venezuela; es un verdadero reto. Pero creemos en que un país se construye innovando, con visión y trabajo”, es lo que dice Sánchez, quien puntualizó que con un capital de 20 dólares, inició ese nuevo proyecto.

Sugiere que los venezolanos no deben esperar por terceras personas para solucionar sus problemas, a su juicio, es necesario que cada ciudadano dé un primer paso y esté convencido de que tendrá éxito.

Lo positivo de emprender de manera independiente, es que cada persona es “dueño de su propio negocio” y mantiene un ingreso extra, alguna cantidad que sea útil para cubrir algunas necesidades.

El Cinnamon rolls o rollos de canela, son unos dulces en forma de espiral que son rellenos con quesocrema y otros ingredientes.

“Empezamos bien, también ofrecemos servicios delivery. Ofrecemos tres cinnamon rolls por un dólar. La mente maestra es mi esposa porque ella es quien hace los rollos de canela”, dijo el ciudadano, quien destacó que en ocasiones el servicio delivery ha presentado trabas por la falta de combustible.

Quienes estén interesados en probar ese tipo de dulce, pueden conseguir la tienda virtual como mundo.cinnaroll en Facebook.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta