Delta Amacuro estuvo marcado por la violencia esta semana: dos deltanos fueron vulnerados, ambos con conexión a Trinidad y Tobago, mientras Tucupita sigue viviendo su propia realidad frente al combustible. Si bien, las estaciones de servicio están cerradas, los negocios turbios siguen gestándose en dólares.

El lunes por la noche fue abatido Luis Sánchez. Las Faes informó que este, junto a otros jóvenes, se enfrentó al organismo y resultó muerto en El Silencio. Otras dos personas quedaron detenidas, entre ellas, un herido. Sánchez recién había arribado de Trinidad y Tobago para visitar a sus hijos en Tucupita.

Ese mismo día, al caer la tarde, se supo de las agresiones que sufrió la deltana Stefani Flores, por parte de varios hombres, entre ellos, un exoficial de la policía de Trinidad y Tobago, quien posee un prontuario similar; por eso lo habían pasado a retiro.

Dos de los implicados en este suceso ya fueron detenidos y no se descarta más cómplices. Una dudosa imagen, con autoría desconocida y tomada de Facebook, pero acreditada por medios locales como «fuente», apunta a que las agresiones a Flores fueron por venganza, no obstante, tratándose de apenas una gráfica rescatada de las redes, carece de seriedad, veracidad, sustento y que hasta los momentos no ha sido confirmado por ninguna autoridad oficial de la vecina isla.

Stefani ha recibido el apoyo moral de todos los venezolanos. Políticos como el diputado España se ha solidarizado y ha abogado porque un hecho similar no vuelva a ocurrir en ninguna parte del mundo. Los últimos informes médicos a los que Tanetanae.com ha tenido acceso, apuntan a una mejoría de salud de Flores.

Mientras el centro de atención aún está en la vecina isla, Tucupita sigue sin combustible barato. Hay carburante, pero caro, de los que se vende en dólares en el mercado ilegal. Las personas que tienen acceso a los cupos como los «priorizados», apenas se surten de 15 o 20 litros. No obstante, no hay límites en el mercado ilícito.

Un litro de combustible es vendido en dos dólares en Tucupita. Las redes sociales son el mercado para las ofertas al mejor postor. Este contexto ha disparado los costes del pasaje o el cese de las operaciones de las unidades, cuyos dueños no pueden saldar en dólares.

El jueves por la noche se conoció que el gobierno de Trump retuvo cuatro buques que transportaban combustible Iraní a Venezuela, sin embargo, el régimen persa negó que les pertenezca.

Venezuela atraviesa por una aguda escasez de combustible que la achaca al imperio norteamericano, no obstante, la oposición argumenta se debe a la corrupción que ahora ‘no ha dejado nada de la industria petrolera’.

Una semana de violencia y escasez para el Delta y Venezuela.

Loading...
Compartir