Dos soluciones de suero están en un paral, dentro de una sala del hospital de Tucupita / Tanetanae.com.

Una semana en la que la crisis  se vio reflejada con mayor intensidad. Cientos de deltanos siguen migrando hacia Brasil y Trinidad y Tobago. El dólar siguió devastando el bolívar y se dio a conocer el balance oficial de fallecimientos por Covid-19.

84 personas han muerto de Covid-19 en Delta Amacuro, de acuerdo a los diagnósticos clínicos que han sido informados por Lizeta Hernández, la gobernadora del estado Delta Amacuro. La funcionaria llamó a «no bajar la guardia», ya que podría desatarse una  segunda ola de contagios. Lamentó las muertes y se solidarizó con sus familias. Informó seguir dotando a la sala para la atención de pacientes con esta enfermedad.

El jueves por la mañana unos 80 waraos huían en canoas desde la selva deltaica hasta Brasil. Ese día habían arribado a Barrancas del Orinoco y desde allí partirían hasta Ciudad Guayana. Luego irían caminando hasta Upata, para después arribar al gigante suramericano a través del kilómetro 88. Se pudo conocer que migraban por las múltiples carencias en sus comunidades, sobre todo de servicios básicos.

Esta semana el dólar no oficial superó los 500 mil Bs y atrás dejó la quincena de cada trabajador básico, que cobran 400 mil Bs por concepto de sueldo mínimo. El precio de la comida alcanzó niveles inalcanzables, como la harina de maíz, el producto más consumido por los venezolanos. La marca Pan elevó su coste a los 600 mil Bs. Los deltanos afectados lamentaron tener que dejar los platos que se pueden preparar con este artículo, entre ellos, las arepas, la mazamorra y los «trancapechos».

Loading...
Compartir