En cinco días: inseguridad, combustible y calle

Se trató de una semana difícil, como ya lo había publicado Tanetanae.com tras una consulta pública. Varios deltanos salieron a las calles por combustible y mejoras salariales. Mientras esto ocurría, los robos a domicilio seguían acrecentándose.

El lunes los docentes y representantes salieron a las calles para exigir mejoras salariales y vida, ante el temor de ser contagiados con la Covid-19 y  morir en un hospital público, donde las carencias son palpables. Los manifestantes también expusieron su pobreza, al no poder adquirir comida ni ropas por su bajo salario. Todos coincidieron no regresar a clases.

Los propietarios de autos tomaron las calles para exigir combustible. Pedían  30 litros, pero el gobierno regional solo les surtió 20 litros. La protesta motivó que las autoridades midieran los tanques, donde, según los choferes, habría alcanzado para 25 litros de la lista de carros en cola. Dos días de manifestaciones acabaron  por el cansancio.

La inseguridad no se aísla y sigue atacando las comunidades. El modus operandi sigue siendo el abordaje nocturno en las casas, donde amarran a las víctimas y cargan con todo. Este flagelo no ha sido detenido, aun cuando hace dos semanas el comandante de la Zodi 61 anunció la retoma de los trabajos de inteligencia por parte de las Faes, Cicpc y el Conas. “Si saben dónde están, avísanos, infórmennos”, dijo el vicealmirante Euclides Brito, comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta